Poema XIII

 

VIAJERO

Me configura la analogía

De los dioses y los seres pequeños

En manos blancas que arguyen sus vicios

Y en tu cuerpo se esclavizan:

Surge entonces el pecado.

El pecado de la finitud andariega

En la eternidad consagrada

De nuestro amor viajero.

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen