Poema XI

 

ADIVINE EL PERSONAJE

Revolución ordenó narciso

Y los forajidos renunciaron a los códigos

La soberanía les llenó la boca

La ideología consumió su masa gris.

La Asamblea destruyó todo, arregló todo

Decidió todo,

Con los plenos poderes divinos

Y se durmieron frente a Alfaro.

Los pobres no comieron esa noche

Yo me comí el atún de cada día

Y en altamar consultaron: ¿cuánto falta?

Toda la vida si es que hay vida

Falta todo el Atlántico - dijo el tripulante -

(Hace frio) (achachayyyy)

Los majaderos le lanzaron piedras

Al católico practicante omnipresente

En la estampida electorera

Y me enamoré.

Revolución ordenó soberbio

Y entre hermanos emergió la sangre

El pueblo llano se vistió de odio

La no violencia resistió

Y la fuerza estudiantil sembró la esperanza

Aunque el oro negro siga comprando conciencias y armas.

Pero no compra sus almas libres

No compra sus alas de alto vuelo

Revolución ordenó castizo

Indio y exótico dijeron en Francia

Los separatistas lucharon como en la leyenda

Y de autonomía calificaron la marcha

Murieron y murieron campesinos

Sin entender la magnitud del descalabro social

Hay Paz en la Paz me lo pregunto

Habrá Cruz en Santa Cruz con indiferencia.

Un té de coca calmará esta angustia

Una llama me enseñará a sonreír.

Revolución ordenó borracho

Y retiró al embajador en guerra ajena

El pueblo continuó llorando la noche sandinista

Y esclavos del polvo tampoco hubo luz

¿Habrá luz en el centro de América?

Si las estrellas solo brillan en verano

¿Quieres un aguardientico le dijo al enemigo?

Y todos volvieron a su casa en un abrazo.

Revolución, me repetía, revolución

Será que lo destruimos todo,

Será que comienza de nuevo la película

¿Qué pensarán Bolívar, Alfaro, San Martín

De el carácter patriota de la abatida?

Será que la conquistan a la señorita

Que se viste de Andes, de Guayas, de Amazonas

De mi piel y de la tuya.

Será que nos inventamos una Historia

De libertadores

Y sembramos nuestros nombres en la tierra

Nuestra sangre en el pavimento

Nuestro corazón en el mundo

¿Será que nos salvamos del eje del mal?

BilerChildrenLeg og SpilAutobranchen